ARTESANÍA DEL DESIERTO.

CONTRIBUCIÓN PARA UNA IDENTIDAD DE LA CULTURA MATERIAL DE CIUDAD JUÁREZ, CHIHUAHUA

 Efraín Rangel Guzmán
Universidad Autónoma de Ciudad Juárez

 

Artesanía del desierto es un proyecto que nace en el 2015 en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez en el Instituto de Arquitectura Diseño y Arte, coordinado por el profesor investigador Efraín Rangel Guzmán. El  proyecto tiene la intención de contribuir al desarrollo de una identidad de la cultura material de Ciudad Juárez, a través de la generación de objetos artesanales inspirados en el contexto geográfico y sociocultural del municipio. Estos objetos artesanales pretenden responder a las características que de acuerdo a la  las nuevas olas conceptuales se clasificación con el nombre de New Artesanías o Nuevas Artesanías.  El desierto (sus dunas, la flora y la fauna); la arquitectura (sus edificios y monumentos emblemáticos); paisaje urbano (sus construcciones, avenidas y calles típicas); la condición de frontera (sus puentes internacionales, la línea y el río bravo marcando el límite fronterizo de dos países); el transporte público (las ruteras y sus emblemas populares); la comida típica (sus burritos y lacarne asada); la cultura en general, Se prende sean el pretexto para inspirar a académicos y estudiantes en la generación de propuestas desde diversos enfoques y disciplinas, tales como el diseño gráfico, el diseño industrial, la arquitectura y el arte, principalmente. Si bien, se han popularizado como artesanías representativas de Chihuahua  las que elaboran los tarahumaras y los artesanos de Mata Ortiz, no pueden ser elementos aglutinadores de todas las sociedades y regiones del estado, debido a que son el reflejo de contextos y culturas particulares, y no de la generalidad. Así, Ciudad Juárez, podrá ofrecer como souvenir a los visitantes o turistas estacionales piezas artesanales que reflejensu contexto físico y sociocultural, además diseñadas por manos de propios juarenses. La iniciativa propuesta es un factor interesante que contribuye a fortalecer la identidad de los juarenses, al mismo tiempo que mostrar los aspectos más representativos que caracterizan al municipio.

 

 

OBJETIVO GENERAL

Intervenir, diseñar y elaborar piezas artesanales inspiradas en el contexto geográfico y sociocultural del municipio que articulen aspectos significativos de la identidad, lo mismo que de la memoria histórica de los juarenses.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  1. Explorar y observar distintos aspectos que son fuente de inspiración para el diseño de las piezas artesanales tales como: 1) el desierto (sus dunas, la flora y la fauna); 2) la arquitectura (sus edificios y monumentos emblemáticos); paisaje urbano (sus construcciones, avenidas y calles típicas); 3) el escenario fronterizo (sus puentes internacionales, la línea y el río bravo); 4) el transporte público (las ruteras y sus emblemas populares); 5) la comida típica (sus burritos y la carne asada); 6) los campos agrícolas (los algodonales); 7) las danzas de matachines y la festividades de San Lorenzo; 8) personajes históricos y emblemáticos (Benito Juárez, Pancho Villa, Tin Tan, Juan Gabriel, etc.,); 9) El habla popular/regionalismos; y 10) La actividad maquiladora, la cultura en general.
  2. Determinar las propuestas de diseño, el proceso creativo, el material idóneo para diseñar los prototipos (entre estos pueden ser materiales naturales propios de la zona que pudieran explotarse de una manera sustentable e industriales), es decir, todos aquellos que esten al alcance de los participantes y que se ajusten al presupuesto del proyecto.
  3. Integrar los referentes culturales, identitarios y de la memoria histórica de los habitantes del municipio de Ciudad Juárez.

 

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Este proyecto surge de la observación que se ha venido realizando desde hace algunos años en Ciudad Juárez en distintos puntos de interés cultural, así como de comercio, relacionada con la exposición y distribución de artesanías. En museos, hoteles, centros de atención turística, mercados y complejos comerciales, etc., las artesanías que llegan a localizarse con mayor frecuencia son aquellas que elaboran indígenas tarahumaras, artesanos de Mata Ortiz y otras tantas que provienen del centro del país. Muchas de estas, en especial las de origen tarahumara y de Mata Ortiz se han popularizado como objetos artesanales representativos del estado de Chihuahua, y se ofrecen a los turistas estacionales como lo más autentico y rico patrimonio tangible de la entidad. Pero aun con dicha popularidad en la entidad, en la frontera de Ciudad Juárez no resulta tan fácil acceder a ellas, pues su distribución sigue siendo limitada. En el caso de la tarahumara, en su mayoría es promovida por los artesanos de la misma etnia de manera informal en el centro histórico y paraderos de transporte público de la ciudad, en escasos negocios establecidos, y oficinas de gobierno encargadas de promoción turística. Respecto a la de Mata Ortiz, la exponen los museos y pocos establecimientos suelen ser los principales promotores.  

En cambio la situación en la capital es distinta, pues allá existen dependencias públicas y del sector privado que promueven y alimentan proyectos relacionados con este rubro. Por ejemplo, tenemos la Casa de las Artesanías del Estado de Chihuahua (Casart), El Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart) y el Empresariado Chihuahuense a través del Centro de Desarrollo Alternativo Indígena (Cedain) que han puesto especial interés en el rescate y fortalecimiento de esta actividad. Este interés se ha venido dando quizá porque allí se localiza la sede de la mayoría de las instituciones públicas y sobre todo por la relativa cercanía que se tiene con los dos centros más importantes de producción de artesanías: Mata Ortiz y la sierra donde habitan los rarámuri.

Se sabe que en la primera década de la segunda mitad del siglo XX, cuando el gobierno federal durante el mandato de Adolfo López Mateos puso en marcha el Programa Nacional Fronterizo (PRONAF) con la finalidad de elevar el nivel económico, urbanístico, funcional y cultural en todas las poblaciones fronterizas de México, tanto en la frontera norte con Estados Unidos como en la frontera sur con Guatemala.

Dentro de la iniciativaPronaf, como ya se indicó, se puso especial interés en el factor económico, urbanístico y cultural.Refiriéndonos específicamente al caso de Ciudad Juárez,Wilebaldo L. Martínez Toyes señala que se destinó una importante inversión en la obra de urbanización, incluyendo el gran boulevard Abraham Lincoln, el anillo envolvente del Pronaf, la pavimentación de calles, la construcción del Hotel Camino Real, la edificación de la sala de convenciones, el Museo de Arte e Historia, Supermercado Del Real, Lienzo Charro, el Monumento a Lincoln, la Avenida López Mateos que comunicó la zona más poblada de Ciudad Juárez que antes se encontraba aislada, la construcción del Puente de la Amistad (que ligó corte de Córdova y la Avenida Lincoln), así como la ampliación y pavimentación del Puente Internacional Zaragoza-Isleta,  lo que facilitó notablemente el tránsito de vehículos entre México y Estados Unidos, entre otras cosas. Sin embargo a parte de todos estos beneficios de infraestructura se hizo también importante hincapié en el ramo de la cultura, en tres de sus objetivos se destacó:

·        Transformar el ambiente de las poblaciones fronterizas creando atractivos culturales y recreativos, con la idea de estimular al máximo las corrientes turísticas, en particular el turismo familiar, lo que sólo podrá lograrse con un medio de orden y moralidad.

·       Llevar a las zonas fronterizas toda la gama de la producción artesanal de las diversas regiones de nuestro país, destacando su indiscutible valor artístico.

·       Ofrecer nuestras artesanías, y en vista de que la frontera de nuestro país con Estados Unidos es a la vez frontera de América Latina, también ofrecer allí los productos de los países hermanos de Centro y Sudamérica.

De ahí la idea que el Museo de Arte e Historia de Ciudad Juárez que se construyó de 1963-1964 en el complejo del Pronaf, incluyera precisamente al museo, la Sala de Espectáculos del INBA (Centro Cultural de la Ciudad, en la actualidad), el Lienzo Charro López Mateos  y el edificio FONART. En el museo se albergaba colecciones que mostraban cronológicamente las etapas del arte mexicano, desde las culturas arcaicas, hasta las últimas escuelas y tendencias de la época actual; también estuvo destinado a mostrar las artesanías mexicanas, el costumbrismo, así como el desarrollo industrial y comercial del país. Actualmente se exhibe de manera temporal obra plástica de artistas mexicanos contemporáneos,  por su ubicación el Museo también alberga obra de artistas extranjeros, sobre todo norteamericanos.Sin embargo la funcionalidad de estos espacios destinados a promover la cultura, con el tiempo fueron perdiendo su vitalidad muchos de estos. En nuestros díasen el complejo del Museo muchos de los lugares han dejado de funcionar como el caso de Fonart o se emplean para fines distintos de los que se pensaron cuando se crearon.

 

JUSTIFICACIÓN

Entonces, con el desarrollo de proyectos de esta naturaleza se busca enaltecer la identidad de la sociedad fronteriza juarense, debido a que se muestra como una clara evidencia de la condición fundamental de los procesos de identidad: la diferencia respecto de otro u otros. En este caso tal como lo señala Alejandra Castellanos, los objetos artesanales, entonces, evidencian el conocimiento de un grupo humano específico, revelan por medio de su forma, los valores, significados, rituales y demás intangibles de la cultura.

La neo artesanía o nueva artesanía es una muestra de arte contemporáneo. “La artesanía como arte popular debe capturar la esencia del pueblo, pero tal cual como hemos modificado nuestros estilos de vida se debe cambiar el modo de crear los objetos”, manifestó. Para él la artesanía ha estado secuestrada como una forma de representar la historia de un pueblo únicamente con miras comerciales, por lo que la tendencia ahora sería buscar la unión de la parte funcional, estética e histórica de ellas.

 

EL EQUIPO

Efraín Rangel Guzmán (Responsable/ antropólogo)

Miguel Ángel Achig (participante/artes plásticas)

Daniela Ortega Córdova (participante/diseñadora gráfica)

 Virginia Rentería Flores (participante/diseñadora gráfica)

 Salvador Sánchez García  (participante/diseñador gráfico)

Angélica C. Castellanos Cuevas (Participantediseñadora gráfica/industrial)

El grupo tiene las cualidades de ser interdisciplinario, debido a que se compone por un miembro que tiene formación en antropología (especialidad en estudio de las tradiciones), uno en arte, cuatro son diseñadores gráficos, una cultiva el campo del diseño gráfico e industrial, todos tienen experiencia en sus campos profesionales. También otra de las características que distingue a los participantes, es el hecho de que dos de ellos han trabajado directamente el tema de las artesanías. Por un lado, Efraín Rangel tuvo la experiencia de trabajar con artesanos del grupo indígena Tepehuanes del sur de Durango, al desarrollar el proyecto “Artesanía tepehuana: Uso simbólico y cotidiano”; lo mismo Salvador Sánchezrealizó un proyecto titulado “Análisis sobre el diseño y elaboración de la artesanía tepehuana”. Mientras que en el estado de Chihuahua con Rarámuri de la sierra de Guachochi, emprendió una investigación sobre “El tambor rarámuri: De la tradición al comercio”. Y de manera conjunta Efraín y Salvador participaron en el proyecto, “La producción artesanal de etnias de México. Estrategias para la promoción de su cultura”, en colaboración con el Centro de Desarrollo Alternativo Indígena “Tejiendo la cultura” (CEDAIN). Dicho proyecto se perfiló en el estudio de la producción artesanal de los tarahumaras ysobre el conocimiento delas estrategias que comúnmente emplean para su comercialización. La idea al final fue proponer mejores alternativas para ampliar la cobertura de distribución de las artesanías a través de diversos medios. Por su parte Miguel Ángel Achigde manera individual como especialista en modelado de piezas artísticas, diseño de esculturas y exposiciones efímeras, últimamente desarrolló el proyecto“Educando también se aprende”, dirigido a los infantes con el propósito de que se acerquen a los productos de la región como el algodón, éste se desarrolló en el museo interactivo La Rodadora con duración de un mes.Por su parte Angélica Castellanos cuenta con la experiencia en marca comercial, empaque y embalaje y producto, lo cual nos permitirá diseñarle su respectivo empaque comercial a las piezas propuestas.Virginia Rentería tiene experiencia en el campo del diseño y publicidad, al generar un catálogo de Artesanía de los tepehuanes del sur, enfocado precisamente a promoción de su producción artesanal. Actualmente desarrolla la investigación que lleva por título “La indumentaria de la danza de arco en el norte de Nayarit, México: Características y significados. Y Daniela Córdova con su experiencia en el estudio de las danzas regionales y en conjunto con su formación de diseñadora aporta otra perspectiva de abordaje a la artesanía, sobre todo desde lo que se considera representativo y emblemático de una región; algunos ejemplosde sus proyectos son el abordaje de los espacios que se consideran emblemáticos para los juarenses, las prácticas y las tradiciones en las danzas de matachines de Ciudad Juárez.

Este equipo se ha dedicado a guiar el trabajo de estudiantes de diseño, desde muy diferentes perspectivas, para generar propuestas de diseño novedosas y súmamente interesantes. Te invitamos a conocer cuatro de las principales aportaciones que se han realizado al proyecto: